Filosofía del aprendizaje 

Un entorno agradable ayuda a sentirse bien.

¿Has entrado en alguna clase y te pones tenso, triste o agobiado? El entorno es importante, un ambiente del lugar donde estudiamos nos ayuda a estar relajados, de buen humor y esto nos predispone a generar buenos sentimientos sobre lo que vamos a hacer allí. Una mente relajada es una mente abierta a absorber. 

El ambiente de la clase ha de posibilitar el conocimiento de todas las personas del grupo y el acercamiento de unos hacia otros. Progresivamente ha de hacer factible la construcción de un grupo humano cohesionado con los objetivos, metas e ilusiones comunes.

“El entorno escolar ha de facilitar a todos y a todas el contacto con materiales y actividades diversas que permitan abarcar un amplio abanico de aprendizajes cognitivos, afectivos y sociales”

Gusto personal, clave para la motivación

¿Ves que tu hijo toma el idioma cómo una carga negativa? ¿Crees que ponerle clases particulares de lo mismo que se hace en el colegio está ayudando a cambiar la actitud hacia el estudio? ¿Te has fijado que si haces algo que te gusta, el tiempo pasa volando? ¿Aprendes con facilidad lo que más te gusta? ¿Cómo voy a aprender si no me gusta el texto, el libro, la peli?

A mi me predispone en negativo el saber que voy a hacer algo que no me interesa o que no veo por qué lo necesito. Aprendemos mejor lo que nos interesa, aprendemos mejor algo si le vemos la utilidad. Si algo nos interesa, nos sentimos estimulados y motivados para saber más.

Como un bebé

¿Te has fijado cómo aprende un bebe?  El aprendizaje no es inmediato, es progresivo y depende de muchos factores. Primero recibe pasivamente en el idioma que le hablen, después emite sonidos, luego palabras, de repente hace una frase y posteriormente se lanza a hablar en estructuras más complejas, para aprender a leer y escribir cuando ya lo habla. Aquí nos basamos en esto para aprender el idioma que quieras de verdad.

0 Estrés

A través de mi propia experiencia de aprendizaje he visto que los idiomas se fijan en la mente más fácilmente si no tengo presión.  Si estamos relajados, si no nos estresamos pensando en que estamos hablando otro idioma y “ha de ser perfecto”. Un idioma sirve para comunicar, hay que conocer la gramática, pero sobre todo hay que lograr automatizar procesos para que el idioma fluya.  Aquí te ayudamos sentirte relajado al usar el idioma, te  desbloqueamos para que el idioma no sea el objetivo sino el medio.

Diversidad

Gracias al entorno que hemos diseñado, a los métodos personalizados y podemos adaptarnos a muy diversos grupos. Un idioma no siempre se habla entre iguales, los adultos también hablan con los niños, dos personas con idiomas diferentes, encuentran un idioma común… la experiencia del uso del idioma será real y así tu aprendizaje no será sólo teórico.  “El entorno ha de ser construido activamente por todos los miembros del grupo al que acoge, viéndose en él reflejadas sus peculiaridades, su propia identidad”. “El entorno escolar ha de ofrecer distintos subescenarios de tal forma que las personas del grupo puedan sentirse acogidas según distintos estados de ánimo, expectativas e intereses”.

“El ambiente escolar ha de ser diverso, debiendo trascender la idea de que todo aprendizaje se desarrolla entre las cuatro paredes del aula. Deberán ofrecerse escenarios distintos, -ya sean construidos o naturales- dependiendo de las tareas emprendidas y de los objetivos perseguidos”.

Seguimiento

Los grupos son reducidos y pensados y adaptados para satisfacer las necesidades de cada persona. Se trabajará en grupo para ciertas actividades, en otras se dividirá con parejas, algunos momentos son de trabajo individual supervisado y otros de modo individual para poder valorar los progresos y necesidades concretas.