Comunicar hoy

El mundo ha cambiado, las sociedades se mezclan, la comunicación ha sufrido una revolución, la sociedad 2.0 ya no es el futuro… es nuestro presente. 

En un mundo donde todo es permeable, donde la comunicación alcanza ya nuevas dimensiones, es esencial aprender a comunicar.  

Comunicar no es hablar, comunicar no es decir, comunicar es transmitir un mensaje del modo adecuado para que llegue a su destinatario cumpliendo la función que se desea.

La comunicación siempre ha estado viva. Hoy más que nunca, la comunicación está en movimiento por eso no hay fórmulas matemáticas para comunicar pero hay modos de conocer los parámetros a tener en cuenta para comunicar eficazmente.

La complejidad de la comunicación global, hace que los profesionales de la comunicación no puedan conformarse con lo aprendido en los libros. Hoy un buen profesional de la comunicación ha de saber saltar de cultura en cultura, adaptándose como un camaleón para conseguir que el mensaje llegue y tenga el efecto deseado. 

El “qué”, “cómo”, “a quién”, “cuándo”, “cuánto”, “por qué”, “en qué forma y situación” comunicamos adquiere hoy otra dimensión. 

Todos comunicamos constantemente, pero no todos comunicamos bien. 

La comunicación es un acto de precisión que requiere una consciencia plena del acto comunicativo. Especialmente, la comunicación a nivel internacional, dónde intervienen múltiples factores que se entrelazan unos con otros condicionando el éxito de la estrategia comunicativa. 

En los últimos años, con la revolución de las redes sociales, la atención y los esfuerzos han sido hacia el aprendizaje de las nuevas herramientas para poder desarrollar negocios y optimizar la comunicación online de las empresas. Por desgracia, se habla mucho del alcance, pero se ha olvidado en muchos casos que el impacto que tienen está relacionado con saber cómo comunicar en la cultura de destino. Aún se concibe comunicar a nivel internacional con traducir textos. 

El éxito de la comunicación internacional es traducir mentalidades. Los conocimientos interculturales se han vuelto un factor esencial en la sociedad actual.

¿Donde se aprenden? 

La realidad es que muchos de esos conocimientos no se aprenden de los libros, no se aprenden en los cursos teóricos. Una gran parte de la comunicación intercultural viene dada por elementos no verbales, por tradiciones de las culturas, por todo ese bagaje inherente a un lugar y cultura concretos.

Para comunicar hoy necesitamos conocer las técnicas tradicionales de comunicación, necesitamos conocer las estrategias para optimizar el potencial de las redes sociales, y necesitamos saber navegar entre culturas. Trabajar y vivir en los entornos culturales diversos ayuda a desarrollar estas capacidades no tangibles pero si demostrables.

Hemos de poder hacer las labores de comunicación desde una visión global diseñando y eligiendo entre las estrategias tradicionales o los medios y canales modernos para la consecución de resultados óptimos adaptados a las necesidades concretas de cada momento y con el más alto nivel de exigencia.

Desde este blog, queremos hacerte partícipe de esta visión. Visión surgida de la formación universitaria como traductora e intérprete, experta en protocolo internacional y especialista en comunicación online y de los conocimientos adquiridos tras vivir en 7 países diferentes, hablar 9 idiomas y gracias a los más de15 años de experiencia internacional inmersa en el mundo diplomático trabajando en el mundo de las relaciones públicas, la comunicación y el protocolo.

La comunicación es cambio, es intercambio, es puente. 

Desde el blog de Mo, quiero compartir mi visión transversal y mi pasión por la comunicación desde un punto de vista, sólido, dinámico y actualizado. 

Existo si comunico, ¿quieres seguirme en la aventura?

¡Si prefieres … puedes pasar por el centro en Málaga!

¿Quieres recibir información sobre nuestras actividades?

Déjanos saber tus intereses y recibirás información

info@mosingular.com

www.mosingular.com

Av Pintor Joaquín Sorolla 36
Málaga 29016

#besingular #mosingular #hablamosculturas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *