¿Por qué no hablamos idiomas?

No se si los que ya hemos llegado a los 40 somos los únicos, lo cierto es que hay muchas generaciones de españoles y algunos forasteros que tenemos un problema a la hora de hablar idiomas. En general existen unas frases recurrentes que me encuentro desde hace muchísimos años, casi todas comienzan por “es que”….

“Se me dan mal.”

“Lo entiendo pero no lo hablo.”

“Cuando voy a hablarlo traduzco primero.”

“No me gustan los idiomas.” 

“Es la espinita que tengo clavada.”

Yo no creo en que los idiomas “se den mal”. Creo que no se enseñan bien. 

Todos los que estudiamos idiomas como mínimo en la enseñanza obligatoria sabemos un idioma. Tenemos registradas en nuestro cerebro multitud de estructuras gramaticales, reglas, verbos, adverbios y un montón de palabras. 

Entonces, ¿por qué no hablamos idiomas?

No los hablamos porque todas esas cosas no se unen, falta terminar el proceso. La realidad es que tenemos el campo sembrado, perfectamente pero nadie se molesta en cuidar lo último para que florezca. Mo Singular, a través del coaching o el club de idiomas hace que ese idioma, esa semilla que tenemos plantada, florezca. 

Uno de los errores por los que la gente no para de estudiar el mismo idioma toda la vida es porque no se trata de volver a las clases de gramática básica para “repasar”. En un campo sembrado, no se nos ocurre volver a plantar por si acaso. Veremos porqué no prospera, veremos si se han helado las plantas, secado, qué está vivo, que murió y por qué murió. En los idiomas es lo mismo, sólo identificando las razones para que el idioma no termine de brotar podemos subsanar las carencias que lo impidieron para que de una vez por todas no sólo un idioma, sino todos los idiomas que queramos revivan. 

Las razones de las que hablamos son muchas, tantas como individuos. Influye mucho cómo nos enseñaron el idioma. El método más efectivo conjuga el conocimiento lingüístico sólido, las técnicas y enfoques de aprendizaje el tiempo dedicado, pero algo que nos influye realmente en todo… es el profesor. 

Todos tenemos esos profesores que nos marcan. Profesionales que nos llegan porque nos transmiten más que los conocimientos “oficiales”,  su competencia, su empatía, su pasión por lo que hace, la motivación que lo lleva a dar clases influye enormemente en lo que pueda transmitir a los que le escuchan, si nos gusta lo que hacemos, si somos apasionados por los idiomas, lo transmitimos sin querer. 

Los idiomas no son sólo algo útil para pasar certificados y tener títulos con letras A, B o C, los idiomas te abren el mundo y te abren al mundo. Cuando un profesor tiene esa pasión por los idiomas y comprende que son más que eso, los alumnos recibirán mucho más que gramática y vocabulario; se  encontrarán a gusto, se motivarán, se ilusionarán y al estar ilusionados y motivados sus sentidos se abrirán al aprendizaje porque la predisposición hacia las cosas es esencial. 

Para nosotros, los idiomas son el medio no son el fin. Son puertas a infinitas posibilidades de conocimiento, de ocio y de satisfacción a todos los niveles por eso nuestras actividades están pensadas para ayudar a activar los idiomas enfocándonos donde realmente se necesite en cada caso.

¿Te atreves a hablar los idiomas?

Te esperamos en Mo Singular® para escucharte y proponerte posibilidades para ayudarte ya sea en el idioma oral para uso personal como para obtener certificados y pasar exámenes.

info@mosingular.com

¿Quieres recibir información sobre nuestras actividades?

www.mosingular.com

Av Pintor Joaquín Sorolla 36
Málaga 29016

#besingular #mosingular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *